Cómo preparar los pechos para la lactancia materna

La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de edad, la lactancia materna es un objetivo principal de muchas madres, pero no es siempre una tarea fácil, sobre todo en los primeros días.

Es muy común que surjan algunos problemas como grietas, fisuras y desgarres, en estos casos lo mejor es pedir consejo a tu médico, enfermera para que te de algunos consejos para solucionar y tratar este problema.

Consejos para evitar grietas en los pezones

Las fisuras o grietas pueden causar dolor e incomodidad en el momento de amamantar y son una causa importante de ansiedad y molestias que hace que muchas madres abandonen la lactancia materna en la mayoría de los casos son causados por la mala succión o ineficaz del bebé.

  1. Posicionar correctamente al bebé durante la lactancia es sumamente importante. Obtén ayuda de un profesional, debido a que un buen agarre es la mejor manera de proteger tus pezones.
  2. Pasa un poco de tu leche en el pezón y la areola para hidratar la piel.
  3. Usa un buen sostén de lactancia materna y trata de mantener esta zona seca, cambiándolos varias veces. Siempre que sea posible camina con el pecho al aire libre para mantener la zona seca.
  4. Evita el uso de cremas y jabones en el pezón, aplica cremas sólo si han sido recomendados por tu médico.
  5. Después de la alimentación, lleva al bebé al pecho con cuidado.

Cuidados pezones embarazo

Cómo tratar las grietas en los senos

Trata con todo el cuidado tus pechos, ya que sufrirán bastantes cambios incluso desde que empieces a notar los primeros síntomas del embarazo, sobretodo si están con ciertas heridas. En este caso, debes tomar algunas precauciones para hacer frente a este problema. El mejor remedio es la misma leche materna propia, se aplican siempre en el pezón después de que el bebé mame.

Con la orientación de un profesional de la salud puede aplicar una pomada de lanolina (qué es), siguiendo las recomendaciones. Aplicar sólo una pequeña cantidad, el exceso puede desencadenar infecciones. Evitar el uso de pezones de silicona, consulte conchas y almohadillas de algodón para evitar la fricción en esta área sensible.

Opina

*